domingo, septiembre 30, 2007

Centro Cultural de España en Cuba


Fotos de Felipe Herba, 1999.

viernes, septiembre 28, 2007

¿Quién bloquea a quién? Google y Cuba


No puedo calcular cuánta es la demanda de Google en Cuba: los que la usan en los centros de trabajo y los que acceden a ella en los cibercafés, los turistas de paso, los estudiantes de computación e informática e incluso los dirigentes, que ya se ha probado la rapidez con que leen los mensajes en las revistas --para citar una de popularidad reciente-- como Kaos en la red . Para todos, desde el médico que se actualiza en una revista especializada al ciudadano de a pie, la internet es una vía fabulosa y Google una de sus herramientas más potentes. Sin embargo, el otro día apareció un artículo en Juventud Rebelde, firmado por Amaury E. del Valle, con el sugestivo título "¿Google bloquea a Cuba?" donde se narran los servicios que no están disponibles en la isla como Google Earth, Google Desktop, Google Search, Code o ToolBar, Adsense, Adwords y Sketch Up. Aunque el periodista menciona opciones que jamás he usado, me pareció obvio como a él que los programas relacionados con la publicidad y el comercio no funcionen por el bloqueo, pero no encuentro justificación para los que tienen que ver con la búsqueda de datos y conocimientos. Entonces le pregunté a Google que aunque es un gigante, también contesta a los blogueros.

I will like to know if you have a special policy towards Cuba and if you can explain it for my readers. Although Internet is almost banned in Cuba, we know we are read in the
island wish appears as an unknown country in the statistics. I'll
appreciate your consideration and your help.

Hola Rosa!Las restricciones son consecuencia del embargo contra la isla. Por ejemplo la ley no permite descargas de software que contengan encriptación como asimismo otras relacionadas con el e- commerce. No esuna política de Google sino nuestra obligación de cumplir con las leyes de los Estados Unidos, donde la empresa tiene su sede. Cualquier cosa estoy a la orden.
Alberto Arebalos
Director of Latin America Corporate
Communications and Public Affairs
Google Inc.

La flecha: Está muy claro para mí lo del e-commerce y adsense, tal vez lo de Google Earth -- que ha servido para localizaciones en Birmania ---pero si yo publico esto los cubanos de la isla que lo lean dicen¡Google también nos bloquea¡ como argumenta el periodista. ¿Tampoco el
software? Me gustaría estar mejor preparada para una discusión sobre los medios y le agradezco que me haya contestado. Voy a hacer una pequeña reseña con su respuesta.
Arebalos: Según la ley no están permitidas descargas de software que tengan componentes de encriptación de datos u otros contemplados en la ley.
El tema es no es Google quien bloquea a Cuba, es el gobierno de los Estados
Unidos.
Trataré de buscar exactamente los términos de ley para hacerlo más claro.
La flecha: Alberto, se lo agradezco mucho, me parece que estas cosas ayudan, soy una apasionada de gúguel, y siento que lo que podamos aportar al respecto es valioso, por eso no he puesto nada, estoy buscando también más información.
Arebalos: Exactamente, como te decía, "the types of "services" offered on the Cuban website are very narrow and we can't offer services if they don't fit withinthe exemptions (we cannot allow downloadable software if it has encryption,we can't solicit for business or target ads, etc.)" Esto es lo que me dicen.

La imagen es de Juventud Rebelde.
La flecha... no sabe nada de encriptación y seguirá buscando más sobre el tema. Está feliz de que Google conteste sus emilios en la lengua de Cervantes y mientras tanto, se ofrece para hacer las localizaciones que necesiten.

Corregido Sept.30.

miércoles, septiembre 26, 2007

P.M.

El Yoyín del Vedado, que comparte lo que sus ojos ven, ha colgado P.M.

Muchas gracias.

Palimpsesto del período especial



Del lat. palimpsestus y este del gr.παλίμψηστος.
A partir de la metáfora del palimpsesto y la flexibilidad que ofrecen los estudios culturales, José Quiroga articula en Cuban Palimpsests (University of Minnesota Press, 2005 ) siete ensayos en los que su autor transita vastos campos del conocimiento y diversas disciplinas : de las fotografías de Walker Evans a la búsqueda real de los desaparecidos sitios arqueológicos de Ana Mendieta, de la «carismática» figura de Fidel Castro al entierro de Celia Cruz, de la exhumación de los restos de Casal por un grupo de poetas en La Habana al performance de Katz sobre el velatorio del Che Guevara en La Higuera. La introducción nos ubica en el período: el período especial. Como muchísimos otros, Quiroga se reencuentra con su Cuba natal a partir de 1980 cuando comienza a visitarla y estudiarla y hace en el libro un viaje personal, que en ocasiones, como en el capítulo «todavía buscando a Ana Mendieta» se vuelve el suyo, al intentar imaginar la suerte de negociaciones que la artista experimentó desde sus primeros contactos en la isla. Acompañado por los poetas Carlos Aguilera y Pedro Marqués de Armas, en un Chevy desvencijado y sin encomendarse a las autoridades culturales, se lanza a la aventura de buscar los vestigios de Mendieta en Jaruco, para finalizar con que «alguien» de la Fundación Ludwig le comenta que las obras desaparecieron para siempre y volvieron a la tierra como eran sus deseos. Confieso que esta mezcla de candor –Quiroga lo describe como un picnic—me intimidó y me hizo «sospechar» de la seriedad de l texto, que finalmente me ganó por su sinceridad y por no ocultar sino exhibir sus fuentes --- muchos libros pero muy escasas vivencias, casi todas concentradas en su familia extendida de entrevistados y colaboradores en La Habana.
Como era de esperar en un material tan vasto, los capítulos son desiguales. Los primeros dos son excelentes. La visita de Fidel al hotel Theresa, de Harlem en 1960, le sirve para narrar en “History on the Rocks” la reescritura de la memoria histórica con los jugadores del dominó cubano: Historia, Memoria, Representación y Oportunidad y compararla con la más reciente, en el 95 que recibía ya al líder como parte de un museo viviente. La fijación de una imagen – la del hotel Theresa— dos momentos históricos diferentes, un detalle – la acción de Topaz, el filme de Hitchcock y una coda sobre el libro de Hugh Thomas Cuba: The Pursuit of Freedom (1971) conforman una sólida y original narración.
En "Espionage and Identity" analiza el síndrome del espía a partir de su análisis de las tiras cómicas de Spy vs Spy creadas por Antonio Prohías para Mad magazine.
























"Spy was a parody of what the Cold War meant, but it also gave it readers an idea of how it felt to be stuck between two superpowers-the weary worldview of what Prohías thought was Cuban civil society's impotence" ( 54).

El recuento de la obra del caricaturista en Estados Unidos se completa con un análisis y descripción de los hechos relacionados con la Operación Avispa y los "5 compañeros prisioneros del imperio", prolija en detalles biográficos de cada uno de los Cinco, así como de la campaña mediática internacional por su liberación.
Un libro que tiene como portada la foto de Moore de la escuela de Ballet del Instituto Superior de Arte y que refleja la sociedad cubana en el período especial, tenía de algún modo que referirse al efecto estético que producen las ruinas, una ciudad que levita en las fotografías. Menos original es su tratamiento de Evans. Para Quiroga, esas figuras expectantes de que esperan por algo que no ocurre pero podría ocurrir, influyen en posteriores generaciones de fotográfos como Osvaldo Salas, Constantino Arias, Raúl Corrales y Alberto Korda, los grandes fotográfos de la Revolución, sobre los que no profundiza. Al hablar de «ruinas» Quiroga se interesa por varios textos, en primer lugar los de José Antonio Ponte, una de sus fuentes -entonces en la isla--, pero también La Habana: ciudad antigua, de Eusebio Leal así como la Guía de La Habana, de Eduardo Luis Rodríguez, que al clasificar las viviendas por su nombre original remitió a sus propietarios legítimos, a una ciudad congelada en el tiempo y a la disputa sobre la propiedad de bienes que hoy son usufructo del estado. En muchísimas ocasiones, como en este capítulo, el campo es tan amplio, diverso y complejo que el autor sólo consigue escarbar y sacar a luz un fragmento, como el que dedica a Havana: History and Arquitecture of a Romantic City, de María Luisa Lobo Montalvo. La pieza final de lo que desarrolla como "una historia de amor con la imagen". Es la aristocracia que reclama su derecho de posesión sobre la ciudad, no sólo como un orgullo familiar sino como un logro de la cubanía.
Sería demasiado reseñar el libro en extenso. En el “Libro cubano de los muertos”, el velorio-homenaje a Celia Cruz (2003) y su entierro en un cementerio del Bronx le sirve para comentar no sólo sobre los rituales cubanos de la muerte, sino volver sobre lo que subyace en en el texto y lo ilumina.
Cuba ha producido exiliados y emigrantes –escribe Quiroga—pero Cuba está también migrando. (21) La pregunta sería cuánto tiene que migrar un país para incorporar la memoria de Celia?

Coda: Cuenta el autor que en sus investigaciones en la isla, se asombró que la Casa de las Américas poseía la colección de la revista Mariel, clasificada no como una producción cubana en el exilio, sino como una publicación de los Estados Unidos. Yo estaba allí y nunca revisé esos ejemplares ni advertí el matiz sensible de esa clasificación. Los cubanos migramos en balsas y en aviones y también hacia el interior en recorridos personales diversos y complejos. Su palimpsestos iluminan una parte de nosotros mismos que vive siempre entre el allá y el aquí y que libros como éste de alguna manera reconcilian.

viernes, septiembre 21, 2007

Capítulo de libro



Esta entrada caducó totalmente, se refería a mis intentos de colocar los capítulos de El enigma de la leontina en Scribd y en Teatro cubano: relecturas, un fracasado blog. Los capítulos de Scribd tuvieron muchos lectores, pero era imposible mantenerlos mientras el libro se perfecciona todos los días. He mantenido como recuerdo estas fotocopias pues mi idea original era hacer un cd-rom cn materiales gráficos y música.

lunes, septiembre 17, 2007

Alberto Alonso en la danza


Por estas fechas debe estrenarse un documental sobre el coreográfo cubano Alberto Alonso titulado Dance of my heart sobre su vida y su legado que, según la descripción, no enfatiza en su pasado sino en su resurrección en los Estados Unidos, su trabajo en la enseñanza y sus nuevas coreografías. Aunque normalmente no leo periódicos locales, empecé a buscar después de ver el magnífico documental sobre los ballets rusos y me dije "Alberto Alonso debió ser entrevistado". En su juventud formó parte del elenco del Ballet ruso de Montecarlo, así como Ramiro Guerra ha contado sobre su etapa de formación con una «disidente» de ese ballet que tenía una academia en La Habana: Nina Virichína.
Pero en realidad debíamos hacer mucho más por reconocer el legado de Alberto Alonso que no sólo es el creador de su reconocidísima y controvertida Carmen, sino de la que se considera la primera obra coreográfica social Antes del alba (1947) -- música de Hilario González y escenografía de Carlos Enríquez-- donde los elementos populares entraron a formar parte del ballet clásico y Un día en el solar, comedia musical de Lisandro Otero basada en una idea suya, con música de Tony Taño, estrenada en el Teatro Musical de La Habana (1965).
Por sólo esos tres magníficos momentos, Alonso es un capítulo de la danza cubana. Otro, sin dudas es el de Sonia Calero, cuya sola imagen evoca para los cubanos de mi generación el movimiento, el ritmo y la gracia. Pero Sonia ella sola bien merece otra entrada de La flecha....

La información en este periódico:
Ricardo Acosta dirige el documental.
La fotografía es la de la gira del ballet ruso 1936-1940 a Australia : Tamara Grigorieva, Irina Zarova y Alberto Alonso, delante. Biblioteca Nacional de Australia.



domingo, septiembre 16, 2007

Corral de comedias de Almagro


Toda la gente de teatro se enamora del Corral de Comedias de Almagro. Es un amor a primera vista. Se experimenta algo muy especial, esos comienzos del teatro asociados a la fiesta, sobre todo desde la «cazuela», el lugar reservado a las mujeres. La primera vez que visité el corral de comedias de Almagro, en los setenta, cuando los españoles celebraron su congreso del ITI, alguien me regaló una réplica de un candil de hierro. No sé cuándo ni cómo perdí mi candil, parecido a los que se ven en la fotografía de la izquierda. Volví hace años y traje una de las más bellas colecciones de postales de teatro: "Las compañías de teatro en el Siglo de Oro" con textos de El viaje entretenido, de Agustín de Rojas y dibujos de Carlos J. Arroyo que documentan la evolución de la compañía de cómicos: del bululú al ñaque, la gangarilla, el cambaleo, la compañía de garnacha, la bojiganga hasta llegar a la compañía... que de Rojas describe así: "traen cincuenta comedias, trescientas arrobas de hato, diez y seis personas que representan, treinta que comen, uno que cobra y Dios sabe el que hurta".
Las he regalado casi todas - cuando la gracia es regalarla completa-- y se me ocurrió esta crónica porque encontré un sitio donde venden la colección. Es el sitio del escritor Francisco Romero que también tiene otra excelente de fotografías del corral. Hay además textos de comedias y obras clásicas.


Más textos de comedias.

sábado, septiembre 15, 2007

Absurdo y Linda Camelia




Nuevas posibilidades para los textos. Este es un capítulo del libro.

Lecturas de fin de semana


En el estilo de PD.

Ricardo Alarcón vuelve sobre Wright Mills y hace una referencia a LASA.


Una entrevista también de Alarcón a Tom Hayden.

En la foto Tom Hayden y Jane Fonda a su regreso de Hanoi. Me encantaría preguntarle a Jane en qué pensaba.

jueves, septiembre 13, 2007

Anoten por favor un nuevo blog


Le tengo muchísimo cariño a La flecha, esa es la verdad, pero es ecléctica, desordenada y así me gusta. Así que me decido por concentrar en lo posible las entradas referidas al teatro en algo que he llamado «relecturas», de manera provisional, con el fin de ofrecer materiales míos y de otros sobre textos teatrales no muy conocidos y en lo posible, sobre puestas en escena. Para entre todos contribuir a reconstruir la memoria del teatro.

Todavía faltan los enlaces, en fin, es un trabajo en proceso.

La postal es el Teatro Payret.

El link de esta edición de Lanzar la flecha. Se llama "Teatro cubano: relecturas".

Y los dos blogs estarán comunicados y espero que en armonioso desacuerdo.

miércoles, septiembre 12, 2007

A los lectores de la flecha


Hace una semana que no escribo, les debo una explicación porque siempre llegan lectores de todas partes. Qué alegría y qué sorpresa. No he dejado de visitar la bloguería que, como siempre, tiene cosas estupendas, pero aparte de muchas preocupaciones familiares -- la mitad de mi corazón vive en La Habana- estoy terminando un libro que, tal vez alguna vez conté, no es fácil de ubicar en ninguna parte y tengo dudas sobre si sería bueno dar a conocer en pdf. No tengo una idea precisa de cuántos se disponen a «bajar» un documento largo y tal vez no muy interesante para la mayoría. Me ha gustado Lulu: la idea que un libro de ensayo coexista con uno de jardinería, fotos, novelas y memorias familiares no deja de ser seductora, pero Juan José Millán en su explícito recuento de sus dificultades, me hace ¿ desistir ? He visitado Inernet Archives -- donde encontré a Hergesheimer-- pero..... ¿alguien tiene alguna idea?
Y lo peor. Desde el día 5 de julio, cuando mi nieta se enfermó, mandé a renovar mi pasaporte después de siete años, en regla y con su «habilitación». El pasaporte voló a Washington y no he sabido más. Sé que los meses de verano suelen ser vacaciones para los consulados, pero la sola idea de no poder viajar si lo quisiera a La Habana, paraliza la pluma y el blog. Sé que ése es un sentimiento y un estado de ánimo que pueden comprender la mayoría de los visitantes de La flecha....
Como me digo alánimo, los dejo con una ilustración del libro de Ramón de la Sagra, para darme entusiasmo. Se lo dedico a mi hija y ella sabe por qué. Me gustan muchísimo los dibujos de los libros botánicos.

Clematis havanensis.

Está en Histoire physique, politique et naturelle de l'ile de Cuba par M. Ramon de la Sagra. Atlas, botanique, plantes vasculaires. (published 1845)


Humanities and Social Sciences Library de New York Public Library.
Digital Image ID:
226995

viernes, septiembre 07, 2007

Brevísimas teatrales

Acabo de revisar, gracias a la gentileza de Cristóbal Díaz Ayala, el libro de Arístides Falcón Paradí La crueldad en el teatro de Matías Montes Huidobro, editado por Society of Spanish and Spanish-American Studies de la Universidad de Colorado, Boulder, 2006. El libro se suma a la ya extensa nómina de autores a quienes ha interesado la obra del cubano y es probable que vuelva a él más adelante. Mientras, los dejo sólo con el aviso.

El Instituto Cultural René Ariza estrena su blog.

Mi entrada "Cubanas en la biblioteca del Celcit de Argentina" se actualizó con la fotografía de Magaly Muguercia. Aparte de las obras comentadas, hay otra pieza nueva, Charlotte Corday, de Nara Mansur.

La obra de Carlos Lacamara Havana Bourgeois se representa en Hayworth Theater (un teatro de sesenta localidades) en Los Angeles y ha recibido críticas aceptables . Como cierra en septiembre 16 -- y no he podido ir-- les comento algo de lo que dice Terry Morgan en Variety. Aunque la pieza tiene un punto de vista anti-Castro, explica cómo algunos vieron inicialmente a Fidel como un liberador. En 1958, Alberto (David Michie) trabaja para una agencia de propaganda en La Habana y hace lo posible por salir adelante frente a su competencia. Hay un personaje gay --que interpreta Tony Plana. A medida que avanza la trama, Castro se apodera de la firma y Alberto abandona el país con su familia. La crítica anota que la dramaturgia es efectiva en desarrollar el ambiente del lugar de trabajo "but the use of Castro speeches between scenes comes of a bit heavy-handed". Celebra la escenografía de John Iacovelli y el vestuario de Traci Mc Wain "offering just the right tie, guayabera and polished leather shoe".
Mis glosas son, como se observa, esquemáticas. Dirige John Lawrence Rivera.
La fotografía de Havana... la tomé de Los Angeles Times.

miércoles, septiembre 05, 2007

Entradas de un diario de Lezama Lima



22 : miércoles 22. Enfrente de este calendario, una reproducción de la Jeanne Samary, pintada por Renoir. Fue una de las «pasiones ideales" de Julián del Casal. Pelirroja, Freud.


27-lunes. Los colores del retrato de Renoir, hecho a Jeanne Samary brillan, chisporrotean. Casal la alude en unos versos sombríos, pues acababa de morir. " Si tú nunca sabrás que yo te he amado--tal vez yo ignore siempre quien me ama." Qué hubiera pensado la sensualidad de Renoir de este verso.



















Tomado de José Lezama Lima. Diarios 1939-1949/1956-1958. Compilación y notas de Ciro Bianchi Ross. La Habana, Unión, 2001: 104-105. ¿Cuál de los tantos retratos de Samary por Renoir?

martes, septiembre 04, 2007

Virgilio Piñera estrena su blog


Querido Virgilio:

Según veo a usted le ha dado también por tener su blog. No le ha bastado salir con su casco guerrero o envuelto en una sábana a recitarnos Fedra en medio del calor. Usted se ha encarnado en tener su dominio propio. No le son suficientes las representaciones póstumas de sus obras ni los debates que ha generado su Teatro al fin completo e incompletísimo, si faltan por mi cuenta tres obras ( "Los siervos" y "Clamor en el penal") y esa otra pieza maldita sobre la locura de dos hermanos sobre la que existe tanta controversia sobre su fecha de escritura. Qué bueno que se ha hecho su propio blog. Lo felicito. Es una tremenda responsabilidad puesto que entonces, no cabe la menor duda, tendrá la última palabra. Le pediría entonces, ya que debe ser asiduo de Princeton donde guardan sus papeles a tan buen recaudo, junto a otras bibliotecas que ahora no recuerdo, que me despeje la duda sobre este sketch de "El camarero". ¿Es parte de "El filántropo"? ¿No sería bueno encontrar el manuscrito y ofrecerlo a sus devotos admiradores?

Reciba el saludo de La flecha.....

Notebook: Includes manuscript pages for El filántropo, published in Teatro completo (1960), and sketch for "El camarero" (unpublished) 1960
7 "Un pico o una pala?" [prose], TMs, 19 pp., published in Teatro inconcluso (1990), with additional manuscript notes [1979]

C. Prose

La fotografía de Mario García Joya

domingo, septiembre 02, 2007

Asiento trasero del Dodge


Ayer pude experimentar de cerca una obra que, aunque pertenece a la colección del Museo LACMA de los Angeles, no siempre se encuentra en exposición. Ahora integra SoCal - arte del sur de California de los 60 y 70. Es Back seat Dodge'38 , de Edward Kielholz (1964) que en el momento de su exhibición fue un escándalo por considerarse «pornográfica». Exhibida dos años después con las puertas del automóvil cerradas, el Dodge se abría a solicitud de los asistentes al museo y era por supuesto prohibida para menores. Ahora, la curaduría (Carol S. Eliel) ha reservado un espacio privilegiado para observar la escena tridimensional de la manera que fue concebida por el artista: iluminada por los reflectores delanteros del automóvil. El espectador se transforma en voyeur como si fuese un policía que sorprende a la pareja dentro del carro estacionado en Mulholland Drive.
La idea de sorprender a los amantes en su juego carnal juega con dos planos bien delimitados: el de la escena y el que mira. El espacio público y el privado. En el asiento trasero del Dodge los materiales desgastados, polvorientos y en ruina connotan una forma de decadencia. Hay un zapato de tacón fuera de lugar. Una voluminosa y agresiva pierna pero sólo la silueta masculina del hombre encima de la mujer y un gesto de la mano evoca el acto sexual: una corbata y una camisa, un césped artificial, botellas de cerveza y la música de una grabación.
Una obra que hace casi cincuenta años fue un escándalo y ahora observamos como un público pasivo, de espectadores y consumidores, «disfrutadores» -como dicen Nietzsche y Artaud- que asiste a un espectáculo quieto, expuesto a su mirada de «voyeur». La cita es de Derrida en "El teatro de la crueldad y la clausura de la representación". Sin embargo, la obra sigue siendo agresiva y de alguna manera todavía incómoda y conserva ese atractivo que debió ser escudriñar lo ilícito o perturbador. En momentos en que hay muy poco teatro interesante en casi todas partes, explica la profunda conmoción que fue el arte conceptual para el teatro «tradicional». En el asiento trasero de la obra de Kielholz está el aquí de la representación: la materialidad del escenario con sus volúmenes y su profundidad, tan pobre en elementos y tan irradiador, la «situación dramática» y un espectador mudo que completa el agujero y el vacío con sus sentimientos y su complicidad. No me extraña que la obra de Kielholz sea punto de partida para experiencias «dramáticas».

En este archivo la experiencia es más parecida a la real.

Este grupo argentino trabaja a partir de una obra de Kielholz.