lunes, junio 04, 2007

Delirio de Eusebia Cosme

Eusebia Adriana Cosme y Almanza, más conocida como Eusebia Cosme (1911-1973) fue la musa que paseó la poesía negra por los escenarios del continente. Nacida en Santiago de Cuba, Nydia Sarabia la recuerda en sus comienzos como miembro de la sociedad de Estudios Afro-Cubanos. Presentada por Fernando Ortiz en 1934, es sabida la admiración de los poetas por su arte con un repertorio que incluyó , entre otras, la «Canción de cuna de la negra esclava", de Regino Boti y los «Nombres negros en el son", de Emilio Ballagas.
En estas recitaciones-- escribió Ortiz- se destacan fácilmente sus inspiraciones africanas, trivial y anecdótica, su dicacidad, su choteo, su dialogismo, su ritmismo, su bailabilidad, etc."[...] El negro es algo más que el negrito estereotipado del escenario y la pantalla, siempre en su papel inferior, satírico y risible y casi siempre sinvergüenzón. Eusebia Cosme, por ejemplo, ha demostrado que puede declamar poesía negra conmoviendo y haciendo llorar.
Sus papeles en la Biblioteca Pública de Nueva York contienen buena parte de esa larga carrera que la lleva a Estados Unidos desde la década del cuarenta. Aquí realiza un programa radial: el show de Eusebia Cosme. Es la nana esclava del Derecho de nacer, de Félix B. Caignet, y la intérprete de Rosas blancas para mi hermana negra (1969) con Libertad Lamarque. ¿Sobrevivirán grabaciones de sus interpretaciones de la poesía negra que hicieron furor desde los treinta y cautivaron a espectadores tan diferentes como Juan Ramón Jiménez, Ortiz y Caignet?



El mismo año en que Ortiz presenta a la cubana (1934), en Nada más que una mujer --una de esas versiones al español de cintas norteamericanas- Berta Singerman, en un oscuro bar de Filipinas, no enseña las piernas como podría esperarse, sino «recita», entre ellas "La rumba" de Tallet. No tuvo mejor suerte la santiaguera Eusebia Cosme con la meca del cine, pero espero que con el auge del spoken word y la poesía performativa, alguien se anime a revisar sus papeles y nos devuelva la clave de la euforia de los treinta.

Ilustración de Carlos Mérida. revista de avance, 1930.

4 comentarios:

Preta dijo...

Hola, Mi espanol es malo, pero you queria darle las gracias por lo que se publicado acerca de Eusebia Cosme, porque yo no sabia que existia hasta que la informacion que en Google acerca de "estrellas novela negro". Lamentablemente, parece que nada ha cambiado mucho desde que aparecio en la escena, lo que es una verguenza terrible y triste.

Anónimo dijo...

existen grabaciones de sus recitales'

justina fougà dijo...

Si existen grabaciones agradeceré cualquier información sopbre las mismas.Muchas gracias

Rosa Ileana Boudet dijo...

Justina, no creo que existan pero debes revisar en New York Public Library donde están sus papeles.